Si tienes una segunda residencia, este es el momento para reformar.

Reformas con vistas al verano

Antes de reformar

Si vamos a realizar una reforma de carácter integral en nuestra vivienda, es muy importante que antes de ponernos  a pensar en determinados materiales, mobiliario y decoración en general, debemos entender que lo primero que vamos a tener que hacer es renovar las instalaciones.

Lo primero que debemos hacer a la hora de afrontar la rehabilitación de nuestra casa es determinar cuáles van a ser nuestras necesidades.

Mejor en invierno

Una de las razones para acometer una reforma a principios de año y no en verano es la temperatura. Sobre todo, si la vivienda se encuentra en una localidad en la que en verano hace mucho calor, como Madrid. En esos casos, los operarios tienen que trabajar en verano con temperaturas que pueden rozar o superar los 40 grados. Y sin la posibilidad de tener aire acondicionado, lo que les deja expuestos a golpes de calor.

Además, planificar una reforma en invierno permite ver la cantidad de luz que hay en una vivienda con poca iluminación. En general, en invierno hay más días nublados y oscuros, y anochece antes. Si se comprueba la luz de la casa en invierno, se pueden tomar medidas para que entre la máxima posible. De rebote, en verano tendrá muchísima más.

Reforma lista para el verano

A pesar de que muchos opinan que es mejor hacer la reforma en verano, porque hay más luz y con el calor se seca antes, no es así. Si la haces en invierno, en verano la tendrás terminada.

Contacta con nosotros

No dude en pedir información a través de nuestra página de contacto o venir a nuestra tienda.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar